Publicado en Inspiración

Tenencia responsable

No suelo hablar de temas personales, pero esto más que un tema personal, es social y quiero aclarar, que no es juzgar, si no más bien enseñar, por que yo también cometí este error alguna vez en mi vida. Algunas amigas blogueras me tienen agregada a Facebook, como sabrán ellas, y les cuento a ustedes, caminando por temas de mi tesis, me encontré con al menos 8 hermosuras, que estaban siendo cuidadas por un vecino, 8 cachorros de una perrita callejera, mi corazón no me iba a dejar irme sin al menos uno de ellos, sabiendo que no puedo tenerla en mi departamento, por temas de espacio y tiempos, además que mi mamá es un ser especial en lo que respecta a tener mascotas, un poco complicada (te quiero mami). Me lleve a una cachorrita de color café, juguetona y sanita. Al menos iba a buscarle casa y me iba a asegurar que tuviera una, también me iba a esforzar en pasar el dato para que sus hermanitos dejaran de salir por la reja y ponerse en peligro, por más que el vecino quisiera cuidarlos lo más que pudiera, no podría tenerlos siempre.

Le logré encontrar casa, luego de muchos interesados, pensé que había encontrado a la familia más opta, le tenían de todo, listas para su llegada, con promesa de esterilización. Al día siguiente de darla en adopción, me llegó un mensaje donde decía que la perrita estaba con Parvovirus, que la iban a devolver por que no querían arriesgar a sus gatas a que se contagiaran, todo esto según las personas dicho por el veterinario. Me pareció extraño que un veterinario dijera eso, ya que el Parvovirus, se le da sólo a los perros. Traté de convencerla, que las cosas que a ella le parecían raras, era normal en un cachorro, como por ejemplo, llorar durante la noche, es un bebé, no quiere estar sólo. También hizo durante 24 horas caquita líquida, normal a la transición de alimentos, y además típico de los perritos venir con parásitos. También le mencioné del Parvovirus, pero parecía no haber vuelta atrás, le dije que yo pagaba un veterinario, para que tuviéramos una segunda opinión y en el fondo no devolviera a la perrita, para confirmar todo lo que yo le decía.

Llegó la hora de la verdad, una vez que al parecer expuse la verdad, ella me dijo que ella no quería una perrita enferma, no quería tantos gastos, sentía que no era lo que yo le había prometido, ella no quería una perrita callejera mal cuidada y que viniera enferma, no se que era lo tan maravilloso que le prometí, que igual tenía pena por que se habían ilusionado por tenerla y quererla; ahí me entré a enojar, las cosas no me calzaban y además por que tener un perrito, lleva tiempo, dinero y esfuerzo, hay que enseñarle, quererlos, alimentarlos y cuidarlos, el tener perro no es tener un peluche al cuál no tienes que hacerle nada, y te hará feliz instantáneamente, parte de estas cosas se las dije, pero no había vuelta atrás, me acompañaría al veterinario, pero aún así no se la quedaría. Con mi pololo quedamos en que nosotros la llevaríamos, sin su compañía, si le decían lo contrario y ahí quería quedársela, aún así no se la merecía, aunque estuviera sana, igual implica gastos y los temas mencionados anteriormente. Finalmente me la entregó bastante enojada y seria, no me dio ninguna palabra al respecto, sólo la recibí y me dirigí al veterinario, yo tenía razón, era una perrita en perfectas condiciones, que evolucionaba de forma normal, sabiendo que venía de la calle, las cosas eran más simples de lo que me decía la persona, todo se solucionó con un spray anti pulgas y una pastilla para los parásitos.

Esta bebé ahora es parte de mi familia, mi prima y mi tía se enamoraron de esta enana bella, su nombre aún está en proceso; yo no soy quien para decir si alguien quiere comprar perros, que no lo haga, pero hay tantos cachorros en la calle que están listos para dar amor, que por favor, adoptenlos. Lo curioso de esta historia, es que quizás yo alguna vez fui ella, yo alguna vez devolví una perrita, por que como escolar, no estaba preparada para recibirla, lloré mucho esta vez y me imagino que la persona que me pasó esa perrita en aquel tiempo, también lo hizo. Por una parte, la vida siempre se encarga de hacerte aprender, yo esta vez aprendí, tres perritas que he rescatado son parte de la familia, y entiendo los gastos que implica, el dinero gastado es el que me ha dolido menos, por que lo vale. Lo que quiero decir es, sólo sean responsables a la hora de querer adoptar, y entiendan que no es algo para tomar a la ligera. En mi facebook personal, obvio que me expresé enojada, pero aquí quiero darle otro sentido a la experiencia. Es una experiencia linda, por que enriquece el corazón, fuera del enojo vivido, hay que mirarle el otro lado a la moneda.


PAULINA

LEYENDO POR LA VIDA

Anuncios

Autor:

Estudiante de Enfermería, con gusto por la lectura y las series.

8 comentarios sobre “Tenencia responsable

  1. Me pasó algo parecido también y me arrepiento mucho, y por eso es se que es de valientes admitir los propios errores. Pero a final de cuentas va a estar mejor contigo que con alguien que no sabrá cuidarla y quererla como necesita 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo sí vi tú publicación y también me entró como ese coraje. Es un animalito que necesita amor, cuidado como un bebé. Gracias a Dios tiene un nuevo hogar, y tal vez mucho mejor. No sé qué pretendía la señora que lo iba adoptar “un juguete” ¿tal vez? Los animalitos no son “juguetitos”. Te felicito por tan excelente labor.😊

    Le gusta a 2 personas

  3. Hola, encontré tu blog intruseando por ahí y aunque soy nueva por acá no puedo quedarme callada frente a lo inmadura de la persona que cuentas. O sea, cualquiera que ha tenido/tiene animalitos sabe que l@s cachorr@s tienen períodos de adaptación y que lo de la guatita es normal, una lata, pero normal.
    Tengo dos perrines adoptados y el primero en serio que me dio trabajo: tenía sarna y tiña. Y obvio que tuve que hacer un tremendo tratamiento para lograr sanarlo, pero jamás se me habría ocurrido deshacerme de él, y eso que no me considero animalista ni nada, sólo una persona que aceptó (sin que nadie me la impusiera) una responsabilidad y adoptó una vida para compartir.
    Saludos y mucha suerte a l@s otr@s cachorrit@s para que logren encontrarse con seres humanos dignos de ser llamados así.

    Le gusta a 1 persona

  4. Te entiendo tanto, a mi me carga que la gente cuando uno regala perros de raza saltan como piojos por un perro pero cuando es un quiltro como ellos los llaman nadie los quiere, 😞 yo por lo menos adoptaré siempre no sere partidaria de comprar un animal jamas

    Le gusta a 1 persona

  5. preciosa, te felciito!!! pudiste ayudar a una perrita!!!! independiente de la pelotuda anterior…..esta perrita encontró un hogar con gente que realmente la quiere!
    suele pasar que devuelven mascotas, pero es mejor a que la abandonen….ve el lado bueno de esto. Te la entregaron, no la maltrataron ni la abandonaron….que es más común!….esta familia es para nunca más darle en adopción nada, no genera confianza…..un abrazo!!! eres seca!!
    si tu tía necesita petsitter dile que conmigo tienen 15% descuento for eva

    Le gusta a 1 persona

  6. Eres muy noble al haberte preocupado tanto de la perrita, y haber actuado finalmente sin rencores y sólo pensando en su beneficio. Y entiendo tu enojo, siendo que le explicaste a la persona que una mascota no es un juguete, pero al parecer no comprendió lo que significaba. Me pregunto si cuando sus hijos (si es que tiene) se enferman, también se deshace de ellos…
    Te felicito y me alegro que la perrita esté ahora en buenas manos!! Invaluable tu labor ❤

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s