Publicado en Inspiración

Redes sociales y la reflexión de domingo

Creo que cada vez que me conecto a redes sociales se torna cada vez más denso, esto debido a los temas que sean del interés de las personas o estén en contingencia nacional. Me he conectado y he visto comentarios que parecen de la época de las cavernas, y hasta de propios familiares, que agradezco, son lejanos. Claramente te dan ganas de responder y opinar de todo, pero he aprendido que hay energías que no vale la pena gastar, si viviéramos peleando o discutiendo por lo que nos parece injusto o no, estaríamos absolutamente agotados. Es por esto que las redes sociales dan para mucho, para opiniones que compartimos u otras que no tanto.

En este fin de semana en particular – para aquellos que no son de Chile – la joven Jacinta Zañartu, evidentemente de una clase social más acomodada, era prioridad nacional en la lista de necesidad de trasplante de órganos, afortunadamente estos órganos llegaron, y se pudo concretar el doble trasplante que necesitaba. Ustedes podrán decir, que afortunada, que suerte, que milagro, gracias a Dios, y sí, es una fortuna que no muchos pueden contar, es una joven que hoy tiene la oportunidad de vivir gracias a la amabilidad de una familia que en pleno duelo, decidió donar vida, decisión nada fácil, pero obvia a la vez, ya que esos órganos que no funcionarán para tu ser querido, lo harán para otro.

Es por esta situación que he leído un sin número de opiniones en las redes sociales, de muchas personas que se alegran por esta situación, como otras que no, realmente no se alegran. Creo que primero que todo, no por que Jacinta sea de una clase social más acomodada “decidió enfermarse”, ni tampoco modificaron la lista de trasplantes de órganos para que avanzara más rápido, ya que es única y nacional, y depende netamente de la prioridad.

Lo que me parece más loco de esto, es que se mezclen peras con manzanas, por que entiendo el enojo, pero lo enfocan de mala manera, por que debemos alegrarnos por que esto se haya logrado, pero si, también tenemos que enojarnos por la inequidad social, pero no con ella, ella sólo debería recibir luz en esta dura recuperación, no el enojo de un país entero, las energías mueven montañas, pero cuidado hacía que lado la envías.

Claramente tenemos el caso de niños que podían operarse, pero no contaban con el dinero,  o personas que perdieron la vida esperando que algo sucediera, es injusto, muy injusto, pero creo que en vez de enfocarnos en el problema, enfoquémonos en la solución. ¿Cómo? Difundamos no sólo lo que tenga cara bonita, un espacio en el muro de tu facebook no te hará daño, más aún si te molesta la cobertura que le da la televisión a estos casos en particular (lo cuál comparto absolutamente, la televisión comparte lo que le da más televidentes, no lo que realmente debiesen compartir). Ayudemos cuando hayan rifas para costear estas caras operaciones, si todos donáramos mil pesos, haríamos una gran diferencia con los millones de personas que vivimos en este país.

No se queden callados, es el gobierno el que tiene que poner manos a la obra, no los papas de Jacinta, ni ella misma. Claramente hay personas como en todos los países que tienen más recursos que los demás, pero está en nuestras manos ayudar y que lo demás no pase desapercibido, las amigas y familia de Jacinta se pusieron la camiseta por ella, y cuando vean a otra familia haciendo lo mismo apóyenlo, por que todo granito de arena ayuda para formar algo muy grande.

Creo que la solución es enfocar bien la energía, enfocar bien este deseo de cambiar un país entero, alégrese cuando haya que alegrarse, y enójese donde haya que enojarse, no se puede guardar silencio tampoco, pero hay que saber cuando y como decirlo. Esa chica no tiene la culpa, como la de ninguna de aquellas personas que se enfermaron y menos como aquellos que no pudieron sobrevivir a esa batalla. Solidaricemos, empaticemos, difundamos, apoyemos, y no guardemos silencio, grandes cosas se lograrán.


PAULINA

LEYENDO POR LA VIDA

Anuncios

Autor:

Estudiante de Enfermería, con gusto por la lectura y las series.

2 comentarios sobre “Redes sociales y la reflexión de domingo

  1. Excelente tu post Pau, en mi país (Colombia) estamos pasando por algo igual y suma le el paro camionero, por la cual no apoyo eso. No tenemos que quedarnos callados, y muy bien por Jacinta es una bendición para ella y su familia, hay que solidarizarnos más.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s