Publicado en Viajes

¿Qué hacer en Puerto Natales?

Viajes y más viajes. Aún me queda por contarles. En febrero recorrí Magallanes, en realidad parte de la región, por lo que quizás me explaye y les hable un poco más de lo que relata el título. En el avión nos encontramos con un super magallánico piloto, quien nos prometió, que si existía la posibilidad, nos mostraría la belleza de Torres del Paine, para nuestra mala suerte, sólo había nubes frondosas y grandes turbulencias. La primera sensación al llegar al mini aeropuerto que se estrenó en Natales, fue observar que se encuentra alejado de la ciudad, puedes observar un color característico de magallanes, donde prospera la naturaleza, pero adaptada al frío, un verde cafesoso. El viento que sientes te puede hacer llorar, recuerdo mi mentón congelado y tieso, la partidura que llevo en medio se hacía más notoria que nunca.

 

 

En Puerto Natales, fuimos donde “familia”, por lo que mis datos en alojamiento esta vez no serán útiles. Allí lo primero que pueden recorrer es la hermosa y fría costanera, de principio a fin. Podrán tomarse la clásica foto junto a unos pequeños palafitos que datan de alguna estructura antigua, podrán ver el puerto y las embarcaciones que llegan. Hay varios mini muelles que sirven para excelentes fotos junto al mar. Me llamó la atención que existe una pista de skate donde se juntan varios jóvenes a disfrutar la tarde. En la ciudad misma puedes recorrer la feria artesanal, los miradores que dan una panorámica completa  e increíble. Pueden visitar el museo municipal, si mal no recuerdo cuesta entre $500 – $1500 pesos, supongo que varía según tarifa alta o baja. Existe un museo más caro y alejado del centro mismo, “The Singular”, que a su vez es hotel y restaurant. Este es un tanto más caro ($6000 – $8000 pesos chilenos) y cuenta con una historia de trasfondo, respecto al lugar y la estructura que hoy alberga a los turistas.

 

 

Si vas a Puerto Natales, debes ir a la “Cueva del Milodón”, en el camino también te encontrarás con otra de sus atracciones “La silla del Diablo”. La verdad es que no soy la mejor recordando precios ¿lo habrán notado? Pero si les puedo decir que al ser un parque nacional y tener mi tarjeta injuv pude pagar un precio más módico, yey. ¿Habrán sido $2500? No se, estaría inventando. Es un lugar bastante mágico, ya que antes de entrar a la cueva en si, te encuentras con una flora y fauna preciosa, roqueríos que te hacen imaginar cómo fue ese lugar antes, puedes aprender de animales ya extintos y del mismo sitio y las variaciones que ha sufrido a través de la erosión y cambios climáticos.

 

 

Otro dato para mencionar, es que Laguna Sofía y Puerto Prat, son alguno de los lugares preferidos de los lugareños para los días en que ellos consideran que hace calor, yo siempre tuve frío, como cualquier persona que viene de la región de Valparaíso. Fue un agrado recorrer las plazas, los monumentos, conocer el hospital nuevo, las bellas estructuras de hasta un jardín infantil (comparado con los de acá, osea, se mueren). Definitivamente queda pendiente conocer un poco más de la gastronomía y restaurantes, pero para que decir como nos recibieron en “casa”, con curanto y chapalele.

Desde Puerto Natales te puedes movilizar hasta Punta Arenas. En auto son 3 horas de viaje. En Punta Arenas te encuentras con el mismo sentimiento magallánico, pero mucho más citadino. Obviamente te encuentras con el sector libre de impuesto, y vaya que vale la pena. La costanera es otra de las grandes atracciones, tan sólo al llegar al lugar, ya estaba visualizando un delfín magallánico o tonina. Vale la pena recorrerla completa, hay estructuras que llevan AÑOS estancadas en el mar y puedes ver el desgaste que han tenido. Por supuesto, observamos el mismísimo estrecho de magallanes y yo me mojé un poquito en él (mi pie). Es muy muy agradable, que Punta Arenas cuente con una gran cantidad de museos gratuitos y otros de coste al alcance del bolsillo, como el nueva Victoria, quién tiene réplicas de diferentes barcos importantes para la historia magallánica.

 

 

Claramente si van a Punta Arenas no olviden besar el pie del Indio. Mi mamá lo hizo una vez, esta vez lo hice yo. Aún quedan destinos pendientes de esta bella región, pero tuve la suerte de también visitar y recorrer las maravillosas Torres del Paine, lugar entre estas dos ciudades, también cuentan con un precio INJUV, así que a aprovecharlo.

Anuncios

Autor:

Estudiante de Enfermería, con gusto por la lectura y las series.

2 comentarios sobre “¿Qué hacer en Puerto Natales?

  1. Yo quiero puro conocer más de la Patagonia, aunque no te acuerdes mucho de los precios igual están bien para tantear más o menos cuánto sale ir. Que asco darle beso a la pata del indio jajajajaja pero es tradición. El milodon era gigante!!! 😲😲

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s